COVID-19: Río Negro y Neuquén cuentan con 3.500 camas de internación y menos de 300 de terapia intensiva

Coronavirus y máxima alerta sanitaria: ¿Por qué no tenés que ir a las guardias ni centros de salud?

Los hospitales y las instituciones privadas se preparan para “todo lo que puede venir”, advierten, frente a la pandemia. El gran desafío, a corto plazo, es incrementar el recurso humano en Salud y la disponibilidad de camas.

Silvana Salinas

Frente al crecimiento sostenido de casos en el país, las Guardias de salud, centros privados y hospitales de toda la región, a fuerza de los golpes del coronavirus, están modificando su “cara” y escenario. ¿Qué significa esto? Que toda la atención, se estima durante las próximas semanas, se la llevará en forma exclusiva el temido COVID-19.

En abril y mayo podría haber un pico en los posibles contagios, a lo cual se sumarán las patologías respiratorias comunes en esta época del año. Por eso, el principal desafío, a corto plazo, es sumar disponibilidad de camas para internación y recurso humano tanto en el sector público como privado.

Las salas se siguen adaptando para el posible ingreso de nuevos pacientes que requerirán no solo aislamiento sino también atención constante. Por eso, todo aquello que no sea urgente deberá pasar a un segundo plano.

En Neuquén se cuenta, tanto en el sector público como privado, con un total aproximado de 1.700 camas y en Río Negro la cifra oficial supera las 1850. Las unidades de terapia intensiva, se estima, serán necesarias en el caso del agravamiento del estado de los infectados por lo cual en ambas provincias se proyecta elevar su disponibilidad.

En este escenario, la gran meta es lograr que las guardias se conserven para casos urgentes y se ruega a la población que no las abarroten con demandas de otro tipo.

Las líneas telefónicas -el 08003331002 en Neuquén y el 911 en Río Negro- están concentrando todos los llamados de alerta, preocupación y pedidos de información sobre el virus.

Actualmente ya hay servicios que están modificando su atención, tanto en Río Negro como en Neuquén, cuando se trata de patologías y estudios que pueden ser programados, y también se están realizando restricciones horarias.

¿Por qué? Para evitar riesgos innecesarios, contagios y no abarrotar la capacidad disponible en la institución. Tanto en materia de recursos, insumos y prestaciones, como de enfermeros y médicos.

Profesionales de distintas disciplinas se están sumando a este pedido fundamental, que evitará el peor escenario: el colapso del sistema sanitario.

Ofrecen sus servicios, en forma gratuita, a través del mundo virtual. Se pide y se espera que la “telemedicina” -que puede realizarse con la tecnología que cualquier persona hoy en día tiene a su alcance- comience a arraigarse como una práctica necesaria, sobre todo en estos tiempos de crisis.

En Neuquén, el hospital Castro Rendón ya dispuso medidas de prevención destinadas tanto al personal que trabaja en el establecimiento como al público que asiste para ser atendido.

Se restringió al mínimo la circulación de la población en áreas hospitalarias. Debido a esto, se reordenaron los accesos al hospital y se adecuaron los tiempos de visitas en las diversas áreas.

El director del hospital, Adrián Lammel, explicó que se elaboró una disposición “para cuidar a nuestros agentes y al público que asiste al hospital”, y agregó que los cambios son dinámicos.

En otros hospitales neuquinos comenzaron a implementarse tráilers para asegurar nuevos espacios de atención.

En Río Negro, tanto en hospitales como en clínicas se establecieron sectores aislados para la atención de casos sospechosos y se prevé incrementar la disponibilidad de camas para cuidados intensivos.

Sin embargo, la carrera es a contrarreloj. La meta es fortalecer los pilares del sistema sanitario.

En terapia…

Actualmente en el país, según informó la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva a Infobae, hay unas 950 unidades de esa especialidad en el país. Sin embargo, el 90 por ciento de las camas -unas 160 mil- siempre están ocupadas.

Por eso, los datos encienden la luz roja.

De acuerdo al sistema integrado de información sanitaria del Ministerio de Salud de la Nación (del 2018), Argentina tiene 4,5 camas de internación por cada mil habitantes. Deberían ser más, según la OMS.

Si bien se estima que no todos los infectados requerirán asistencia intensiva, aún se desconoce si la ecuación camas-pacientes, será la adecuada.

El sacudón de la gripe A dejó un muy mal recuerdo, y cada año solo con los casos de bronquiolitis, alertan expertos, las salas de cuidados intensivos se tornan muy escasas.

La presidenta de SATI remarcó que la ocupación de las camas es “prácticamente del 90 por ciento durante todo el año”. Esto significa que quedaría sólo un diez por ciento para nuevos infectados por coronavirus, que además deberían estar aislados para no contagiar a otros enfermos de terapia, indicó a Infobae.

En números

  • En Neuquén hay alrededor de 1700 camas en el sector público y privado.
  • Alrededor de un centenar de terapia son de privados, unas 35 en el área pública. Piden sumar unas 40 unidades de cuidados críticos, se difundió.
  • Río Negro cuenta con más de 1.800 camas en la Salud pública y privada y prevé incrementar las unidades de terapia intensiva. Actualmente hay 140 (público y privado) y se prevé llevar el número a 236, según informó el ministro de Salud, Fabián Zgaib.

Los cambios fundamentales en el Castro Rendón:

∙         Está prohibido el ingreso y permanencia del público en general en el hospital después de las 20 hs y hasta las 6 hs.

∙         Se colocará barbijo, en la entrada de calle Buenos Aires, a pacientes solo si refieren síntomas compatibles con enfermedad respiratoria aguda: tos, fiebre, dificultad para respirar.

∙         Los servicios de Guardia de Emergencias Adultos y Pediátricas solo atenderán urgencias/emergencias. Casos que no cumplan el criterio deberán ser canalizados por Consulta Ambulatoria de hospitales u otros centros de salud.

∙         El horario de visitas a pacientes internados se reduce a una hora por día.

∙         Se permitirá solo un visitante por paciente, previa autorización.

∙         Fuera del horario de visita no podrán permanecer en el hospital personas ajenas al nosocomio en los pasillos técnicos ni de internación.

Protocolo de atención especial en Roca

En Roca se estableció, en conjunto entre el sector privado y público, un Protocolo de Guardias.

En el marco de las disposiciones de la OMS y Salud de Nación, se indicó que se está procediendo a la atención personalizada de casos sospechosos de Coronavirus.

“Éstos inicialmente, se atienden por guardia en un espacio físico aislado del área común donde se evalúan pacientes con otras patologías no respiratorias”.

En Sanatorio Juan XXIII el ingreso a guardia es por la calle 9 de Julio y Clínica Roca ha dispuesto una Guardia Especial ubicada en Chacabuco 1567 con horario de 12 a 20.

Compartí